Negocios y Dinero

Genios de Silicon Valley inyectan sus fortunas en el deporte incluido el tenis

2018-10-22
Genios de Silicon Valley inyectan sus fortunas en el deporte

Hace una semana falleció la cuarta persona más adinerada del mundo, Paul Allen, cofundador de Microsoft, cuya fortuna superó los 20 mil millones de dólares y quien contaba entre sus inversiones a 3 equipos deportivos: uno de la NFL, otro de la NBA, y el tercero de la MSL.

El sueño dorado que es un gran negocio

La mayoría de los adolescente en algún momento de su vida soñamos con llegar a ser grandes figuras del deporte.

No todos tenemos la capacidad deportiva para llegar a ser un Michael Jordan, un Leo Messi, un Tom Brady o un Roger Federer, pero algunos de los gurús de la tecnología han visto realizados sus sueños de la adolescencia invirtiendo en el sector deportivo y convirtiéndose en los patrones de las grandes figuras del deporte.

Mark Cuban vendió su compañía broadcast.com en 5 mil millones de dólares y un año después compró al equipo de la NBA Mavericks de San Antonio. Ken Kendrick hizo su dinero con Datatel y compró el equipo de béisbol Arizona Diamondbacks. Hiroshi Yamauchi, presidente de Nintendo de 1950 a 2012, fue el propietario de los Seattle Mariners (hoy día Nintendo es el dueño del equipo). El “billonario” de la tecnología, Robert J. Pera, es el mandamás del Memphis Grizzlies de la NBA. Everett R. Dobson hizo su fortuna con fibra óptica y almacenamiento de datos y hoy día es el dueño de dos equipos de basquetbol, el Oklahoma City Thunder y los Seattle Supersonics. Otro magnate de la tecnología, Ted Leonsis ha monopolizado los equipos deportivos de Washington, D.C. apoderándose de los Washington Wizards (básquetbol), Washington Capitals (hockey) y Washington Mystics (básquetbol femenino). Uno más de los directivos clave de Microsoft, Steve Ballmer, es desde el 2014 propietario de los L.A. Clippers de la NBA.

Tenis también con dinero de los magnates de la tecnología

La mayoría de los billonarios tecnológicos han invertido en equipos estadounidenses ya sea de la NBA, NFL o de la MSL, pero hay uno que se ha decidido por inyectar su capital en el deporte del tenis.

Larry Ellison, cofundador, CEO de Oracle y cuya fortuna asciende a los casi 60 mil millones de dólares, es el propietario del Masters 1000 de Indian Wells desde el 2009. Este torneo es un caso de éxito conocido como el “quinto Grand Slam”, que es el evento con mayor asistencia después de los torneos mayores y tiene el segundo estadio más grande del mundo después del Arthur Ashe de Nueva York, sede del US Open. Además, el grupo financiero francés BNP Paribas ha extendido su participación como patrocinador principal del torneo hasta el año 2023.

¿Cuál es la razón por la cual los billonarios de Silicon Valley toman la decisión de invertir en el deporte? La respuesta resulta obvia, son muy buenas inversiones con excelente retorno de inversión En la actualidad, el deporte es una de las plataformas de entretenimiento y comunicación más importantes que existen a nivel global. En una era dominada por los medios digitales, los equipos deportivos son una fuente inagotable de generación de contenidos. Adicionalmente, por ejemplo en el caso de Steve Ballmer, él quiere utilizar su equipo de básquetbol como un laboratorio para probar tecnología de vanguardia que lo puede volver a colocar en la cima de la innovación.

Otra gran pregunta es ¿porqué los magnates de la tecnología en el mundo hispano parlante no han sido tan rápidos en detectar la oportunidad de invertir en el sector deportivo? Una de las excepciones es el millonario mexicano-libanés Carlos Slim, dueño del equipo de segunda división español, el Real Oviedo, y a nterior inversor del Grupo Pachuca de México. 

Autor: 
Edgar G. Allegre